Red Temática de Investigación de Educación Rural
Paola Arteaga Martínez

Los saberes docentes de maestros en primarias con grupos multigrado

Autor: ·
Línea de Investigación: Formación Docente Inicial y Continua para la Educación Básica Rural

Compartir:

El presente trabajo se aboca al estudio de los saberes docentes que construyen maestros dentro de sus prácticas de enseñanza cotidianas en primarias multigrado generales.

Las escuelas multigrado son aquellas instituciones en donde un maestro o maestros trabajan de manera simultánea con alumnos de distintos grados. En México, de acuerdo al número de profesores puede tratarse de escuelas unidocentes, bidocentes, tridocentes, tetra o pentadocentes (SEP, 2005 y 2006a).

Tomo la noción analítica de saberes docentes de Mercado (1991, 1994, 2002) para documentar aquellos conocimientos que los maestros poseen alrededor de la enseñanza. Como plantea esta autora, tales saberes son construcciones colectivas al generarse en las interacciones cotidianas, particularmente entre los docentes y los alumnos. Asimismo, son producciones históricas que resultan del “diálogo entre aquellas ideas, nociones y propuestas presentes en la enseñanza, que provienen de distintas épocas, contextos y discursos sociales” (Mercado, 1994:373).

Desde esa perspectiva, los saberes de los maestros “no son ciertos ni falsos, buenos o malos. Simplemente operan dentro de la situación de docencia en la escuela, tal como ésta se ha construido históricamente” y dentro de una trama organizativa y social específica (Rockwell y Mercado, 1999:125, énfasis de las autoras). En este sentido el presente trabajo analiza los conocimientos que los maestros despliegan para atender a sus alumnos como procesos sociales e históricos que rebasan una visión evaluativa, individualizada y ahistórica.

A partir de una metodología etnográfica, este trabajo realizado en una escuela bidocente, describe analíticamente los conocimientos que dos maestras en su quehacer cotidiano ponen en juego para organizar la enseñanza y atender la heterogeneidad en un grupo multigrado; el análisis indaga en los propósitos y la lógica que subyacen en las acciones de las profesoras.

Ciertamente los maestros en una escuela unigrado tienen que dar respuesta a las características particulares y diversidad de sus alumnos como se muestran en los estudios de Luna (1997), Mercado (1994 y 2002), Salgueiro (1999) y Talavera (1992), entre otros; sin embargo, en el caso de un profesor en una escuela multigrado, además despliega un conjunto de conocimientos para atender a distintos grados escolares a la vez. De esta manera, el trabajo docente se desarrolla en la interacción de niños con diversos grados, edades, género, niveles de maduración y desarrollo, intereses, estilos de trabajo, etc.

En este sentido, a lo largo del estudio se analizan algunos saberes docentes relativos a las formas en que las maestras promovían diversos agrupamientos y pautas de trabajo con los alumnos según el grado u otras características particulares de enseñanza, al organizar los contenidos curriculares de los distintos programas de las asignaturas y los grados, así como al utilizar una gran variedad de materiales educativos.

Tales conocimientos se encontraban imbricados dentro de procesos reflexivos, entre los que se identifican aquellos vinculados con la previsión que las maestras hacían de las actividades, los temas de enseñanza, las formas de organización grupal y los recursos que serían necesarios para el desarrollo de su trabajo en el aula. Dicho proceso, como analiza Mercado (2002), va más allá de la realización de un plan escrito por parte del maestro, implica también una búsqueda permanente y un tener presente de forma no escrita aquellos elementos que puedan ser utilizados en la enseñanza.

Asimismo, las maestras del estudio constantemente desplegaban una serie de acciones creativas que involucran un proceso de discernimiento sobre sus propias prácticas, frente a situaciones imprevistas donde experimentaban nuevas acciones y utilizaban diversos recursos para responder a las diferentes demandas escolares y a las condiciones en que se llevaba a cabo su trabajo docente.

Aunado a lo anterior, en esta pesquisa se presentan procesos de apropiación en los diversos usos y sentidos que las profesoras les daban a los materiales educativos y las propuestas pedagógicas provenientes de la SEP u otras instancias al revisar, valorar, adecuar y en varios momentos reelaborar estos elementos a partir de sus contextos particulares de enseñanza.

Los saberes docentes de las maestras del estudio son analizados dentro de dos grandes dimensiones. La primera, se refiere a la organización de las tareas de enseñanza desarrolladas en las clases, como parte de lo que Luna (1997:8) llama “organización del trabajo en el aula” que comprende a los mecanismos, acuerdos y formas de trabajo definidas de manera conjunta entre maestros y alumnos.

Dejanos Tus Comentarios