Red Temática de Investigación de Educación Rural

Educación rural en Finlandia: experiencias para México

Línea de Investigación: Procesos de Aprendizaje en Escuelas de Educación Básica en Contextos Rurales

Compartir:

De acuerdo con los últimos datos de la prueba PISA (Programme for International Student Assessment) aplicada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en promedio, los alumnos mexicanos obtuvieron resultados en el área de comprensión lectora 111 puntos debajo de los estudiantes de Finlandia (425 puntos frente a 536 de los finlandeses), lo cual equivale a más de dos años escolares de diferencia. Resultados similares se dieron en las áreas de matemáticas y ciencias (OCDE, 2010a). Es decir, los alumnos mexicanos deberían estudiar al menos dos años extras para lograr resultados similares a sus pares del país nórdico (OCDE, 2010b, p. 6).

En las cuatro evaluaciones de PISA (desarrolladas durante los años 2000, 2003, 2006 y 2009) los estudiantes de Finlandia han obtenido los mayores puntajes de manera global. Esto quiere decir que el impacto acumulado de las experiencias de aprendizaje de los alumnos de esta nación nórdica (tanto en la escuela como en el hogar) ha producido en los estudiantes resultados más eficientes dentro de los aspectos que evalúa esta prueba. En contraste, dentro de las naciones que pertenecen a la OCDE (pues en las pruebas PISA también se han incluido estudiantes de naciones no miembros), los alumnos mexicanos han obtenido los menores puntajes en las diversas áreas que evalúan las pruebas.

Existen importantes diferencias demográficas, culturales, económicas, políticas, geográficas, medioambientales y sociales entre México y Finlandia. Muchas de éstas pueden explicar la diferencia en los resultados obtenidos por parte de los alumnos de ambos países. En Finlandia existen menos habitantes (5.3 millones frente a 112 millones de mexicanos), menor proporción de niños (16.5% de la población finlandesa tiene entre 0 y 14 años de edad −Statistics Finland, 2011− mientras que en México el porcentaje se eleva al 29% −Instituto Nacional de Estadística y Geografía [INEGI], 2011), mayor nivel de ingreso per cápita (35,127 dólares con paridad de poder adquisitivo2 frente a 14,849 dólares en México −Fondo Monetario Internacional [FMI], 2010), mayor igualdad social, menor diversidad étnica, condiciones de vida más favorables hacia el aprendizaje y mayor gasto educativo (5.6%, mientras que México alcanzó el 4.8% en 2007 −OCDE, 2010c).

Sin embargo, tal como se detallará en este documento, existen otros factores que pueden explicar la diferencia de los resultados de las pruebas educativas internacionales entre estos dos países. Bajo el argumento de que las condiciones entre las naciones no son comparables, no nos hemos acercado a conocer a detalle las prácticas educativas desarrolladas en los países con buenos resultados educativos. Algunas de estas estrategias podrían ser contextualizadas y replicadas en la búsqueda de mejorar la calidad de la educación básica de nuestro país, ya que para aprovechar las mejores prácticas internacionales en el campo de la educación hay que conocerlas.

Los objetivos de este trabajo son describir el contexto social y educativo en el cual se insertan las escuelas primarias multigrado3 de Finlandia, analizar las prácticas educativas y apoyos extra escolares desarrollados en este tipo de aulas y proponer algunas recomendaciones para mejorar la educación multigrado en nuestro país que pudiesen ser consideradas por académicos, docentes y autoridades relacionados con la educación rural.

La educación rural en México se desarrolla lejos de los reflectores de los medios de comunicación y de los estudios sociales, por lo que esta investigación pretende abonar en el conocimiento y mejora de la misma.

La selección de Finlandia para desarrollar el estudio se hizo con base en diversos aspectos demográficos y educativos: el 22% de la población habita en municipios menores a 12,000 habitantes (Statistics Finland, 2009), la población se dispersa por buena parte del territorio, existe una amplia red de escuelas que trabajan mediante el multigrado en la zona rural de ese país y los buenos resultados de las pruebas PISA.

En este trabajo se combina el uso de fuentes de información documentales y datos obtenidos en trabajo de campo. Este último se desarrolló en cuatro escuelas rurales multigrado de Finlandia en los años 2007 y 2008, donde con el apoyo de guías se observó el desarrollo de las clases y se conversó con personal docente, administrativo e investigadores especializados en educación multigrado.

El texto se divide en cuatro partes. En la parte inicial se describen algunos aspectos demográficos, económicos y geográficos de Finlandia, a fin de contextualizar la información de este documento. Después, se destacan aspectos generales del sistema educativo finlandés. Enseguida, se analizan las prácticas educativas desarrolladas en escuelas primarias multigrado de aquella nación nórdica, para culminar con las recomendaciones que se sugieren para mejorar la educación multigrado en México.

Dejanos Tus Comentarios